24/5/2019 [Columna de Rosa Galindo en Viva Málaga]. En Málaga Ahora pensamos que en política tienen la misma importancia el qué y el cómo, pues de lo contrario te acabas pareciendo mucho a quienes dices criticar. Por eso, soy la única de los partidos con representación que jamás se ha subido a un coche oficial. No es una cuestión más o menos simbólica: es la manifestación de una forma de entender la política.

Mi candidatura es la única que ha sido votada por la gente. No la han decidido unos cuantos hombres en un despacho. Por eso también Málaga Ahora es la única encabezada por dos mujeres: es lo que pasa cuando la gente elige. Y sí, cuando acabe esta legislatura volveré al mercado laboral, porque para mí la política es un compromiso y no una profesión.

Estoy aquí porque ahora es el momento de que nadie decida por nosotras. Es el momento de las personas a las que nos dijeron que no entráramos en política porque había otros (casi siempre otros y no otras) que lo hacían mejor.

«Sabemos que muchos malagueños quieren hacer las cosas de manera distinta, pero el mes pasado votaron con resignación. En Málaga tienen una opción».

Entiendo que nos quisieran fuera: en estos cuatro años hemos demostrado que nuestro único interés es Málaga, que no recibimos consignas de partidos, ni de Madrid o Sevilla. Hemos demostrado nuestra valentía destapando todas las corruptelas y mala gestión que otros callaban.

Es el momento de quienes creemos que llegar a fin de mes es un derecho y que en nuestros barrios es donde se hace ciudad. De quienes creemos que el feminismo es un práctica y el ecologismo un derecho, de quienes tenemos un modelo de ciudad para todas y todos y hemos demostrado que contamos con las medidas para hacerlo realidad.

Sabemos que muchos malagueños quieren hacer las cosas de manera distinta, pero el mes pasado votaron con resignación. En Málaga tienen una opción.

El 26 de mayo, voten Málaga Ahora.